Isabel Paredes se reúne con este grupo para conocer todos los programas de prevención que llevan a cabo con instituciones penitenciarias, educativas, sanitarias y medios de comunicación

 “Somos anónimos pero no secretos”. Con esta máxima fue recibida Isabel Paredes, delegada de Bienestar Social, Igualdad y Salud, en la reunión que mantuvo con el grupo ‘Aceptación’ de Alcohólicos Anónimos’, uno de los siete que existe en Jerez, localidad que pertenece al Área 19 dentro de la distribución nacional. El grupo de Alcohólicos Anónimos de Jerez ha expresado a la delegada su deseo de colaborar en las campañas de prevención de adicciones que lleva a cabo el Ayuntamiento en el ámbito educativo y que el año pasado llegaron a más de 5.000 menores. El 90% de los alcohólicos anónimos de Jerez son hombres con una media de edad de 41 y 60 años (66%).

En primer lugar, la delegada agradeció el esfuerzo de estas personas en su lucha contra las adicciones y por contribuir a que otras personas dejen el alcohol. Isabel Paredes recordó que uno de cada ocho adultos fallece por alcoholismo; una adicción que en el 47% de los casos comienza con menos de 16 años. Es por ello que Isabel Paredes subrayó la importancia de los programas prevención. “Hemos comentado con el grupo ‘Aceptación’ el esfuerzo que el Ayuntamiento realiza con el Programa Municipal de Prevención de Adicciones porque las encuestas hablan de un incremento del consumo de alcohol. El 84% de los estudiantes entre 14 y 18 años han consumido  alcohol alguna vez en la vida, lo que supone un aumento de 9 puntos porcentuales respecto a los datos de 2010. El 82% ha consumido alcohol en el último año, frente al 74% de la encuesta anterior. A los 14, 15 y 16 años, el porcentaje de chicas que se emborracha es mayor que el de los chicos”, según los datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, explicó la delegada.

Esta preocupación es aún mayor porque, como explicó la delegada al grupo, ahora se da más entre los menores la politoxicomania y un fenómeno emergente como es el ‘bingendrinking’ (atracón) “que hacen necesario concienciar y sensibilizar a la población de los daños que causan estos hábitos a los menores”, expuso. El problema es que los menores obtienen alcohol con mucha facilidad y su percepción de riesgo es baja; “hay evidencia cada vez mayor sobre las consecuencias físicas, psicológicas y sociales del consumo”, subrayó.

Estas afirmaciones fueron corroboradas por el grupo. “Nosotros estamos preocupados de qué vamos a hacer con la juventud. Sólo podemos decir que esperaremos a que algunos de ellos lleguen. Tienen que saber que la libertad se consigue cuando se dejan las adicciones”, manifestaron.

En este sentido los grupos de Alcohólicos Anónimos de Jerez cooperan activamente en las campañas de prevención: bien con instituciones penitenciarias, medios de comunicación, instituciones educativas y sanitarias. Mantienen reuniones periódicas que les motivan para a seguir adelante y evitar las recaídas. Un 34% se reúne casi todos los días, el 39% un par de veces a la semana y un 17% una vez a la semana. De hecho el 59% de los miembros no ha tenido ninguna recaída, un 19% una y 10% dos o tres, según los datos de la encuesta que maneja Alcohólicos Anónimos de España.