El Consorcio provincial no ha ofertado plazas nuevas en los últimos cuatro años, a pesar de las jubilaciones producidas

  • La Central Sindical recuerda que la Unión Europea recomienda que haya un bombero por cada 1.000 habitantes y la provincia está en torno al 40 por ciento de dicha recomendación

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, CSIF, considera insostenible la falta de personal de bomberos en la provincia, donde falta casi un 60% para alcanzar la recomendación de la Unión Europea. Se recuerda que CSIF ha estado denunciando constantemente la necesidad de que los servicios de bomberos se doten del personal de guardia necesario para poder atender con garantías los servicios a los ciudadanos. En varias ocasiones, la Central Sindical se ha referido a la recomendación de la Unión Europea de que haya un bombero por cada 1.000 habitantes, algo que en la provincia de Cádiz no se cumple ni por asomo ya que el Consorcio Provincial está aproximadamente en torno al 40% de lo recomendado. Recordamos que la provincia no llega a 500 bomberos, para atender a más de un millón de habitantes. Así, desde CSIF se ha tratado de negociar con el presidente del Consorcio la convocatoria de plazas de bomberos a lo que el presidente siempre se ha negado rotundamente, no habiéndose ofertado plazas en esta pasada legislatura pese a las jubilaciones que se han ido produciendo.

La nefasta gestión del Consorcio Provincial de Bomberos por parte de su presidente Fernando García Navarro (PP) ha llevado al Consorcio a una situación muy crítica en materia de personal; las competencias de los bomberos se han aumentado pero el personal en estos cuatro años se ha ido mermando de manera vertiginosa. CSIF recuerda que el presidente del Consorcio ofreció a los ayuntamientos bajarles la cuota que pagan a cambio de eliminar puestos de bomberos, algo que CSIF consideró aberrante y peligroso y que denunció públicamente. El Consorcio también eliminó los refuerzos de verano, entre otras cosas, como medida de ahorro chocando esta medida con que el presidente se subiese el sueldo nada más llegar al Consorcio de Bomberos.

CSIF va a mantener contacto con los partidos políticos con presencia en la Junta de Andalucía para tratar de impulsar una ley de emergencias andaluza en la que se recojan los mínimos de personal de guardia en los servicios de bomberos así como el personal de cabina (las dotaciones que van en los vehículos durante las intervenciones). Del mismo modo, próximamente CSIF mantendrá una reunión con la nueva presidenta de la Diputación, Irene García (PSOE) y también se solicitarán encuentros con el resto de partidos con representación parlamentaria.

Para CSIF es muy importante la seguridad de los ciudadanos así como darles un servicio de garantía y calidad, ya que es con sus impuestos con lo que se paga y mantiene el servicio, pero también es importante la seguridad de los bomberos. No es lógico que en parques de Bomberos de poblaciones importantes la dotación más usual sea de dos bomberos y tres vehículos; es decir, más vehículos que efectivos.