El PP desmonta las críticas sobre el traspaso de poderes

  • Antonio Saldaña afirma que la actual alcaldesa “es la única culpable” de que ahora no tenga “ni idea” de los asuntos de gestión del Ayuntamiento, ya que no quiso reunirse ni con el anterior equipo de gobierno, al que no les respondió las llamadas, ni con los técnicos que estaban al día de la gestión, a los que ha destituido “de forma masiva, irrespetuosa y sin mediar palabra”.
  • El secretario general del PP provincial dice que Sánchez tendría que haber tomado la iniciativa tras la investidura, pero la vergüenza de tener un gobierno ilegítimo con seis delegados le ha impedido llamar al PP.
  • El dirigente popular reprocha a la socialista que, en vez de informarse de la gestión que se está llevando a cabo a través de los técnicos responsables, los ha destituido de manera fulminante por un móvil político que, además, no tiene fundamento y que tendrá su repercusión vía judicial.

El secretario general del Partido Popular de Cádiz y concejal jerezano, Antonio Saldaña, ha respondido hoy a las manifestaciones realizadas por la actual alcaldesa socialista Mamen Sánchez en relación al traspaso de poderes en el Ayuntamiento de Jerez.

Saldaña ha desmontado el argumento de Mamen Sánchez al afirmar que la representante del PSOE no se quiso reunir con el anterior gobierno municipal del PP y ni siquiera respondió a las llamadas que le realizó en el periodo comprendido entre la celebración de las eleccines y el pleno de investidura.

“Mamen Sánchez está avergonzada por lo que le ha hecho a Jerez, por arrebatar la Alcaldía a la lista más votada, la de María José García-Pelayo, ignorando la voluntad de la mayoría de los jerezanos,  y por eso no quiso reunirse con el PP”, ha manifestado el secretario provincial.

El dirigente popular ha comentado que Sánchez “es la única culpable” de que ahora no tenga “ni idea” de los asuntos de gestión del Ayuntamiento.

“Ya que no quiso reunirse con el anterior gobierno antes de la jugarreta del pleno de investidura, tendría que haber tomado la iniciativa tras la toma de posesión, pero la vergüenza de tener un gobierno ilegítimo con seis delegados le ha impedido llamar al PP”.

“No quiso reunirse ni con el anterior gobierno del PP –ha destacado-, ni con los técnicos que estaban al día de la gestión, a los que ha destituido de forma masiva, irrespetuosa y sin mediar palabra”.

En este sentido, Saldaña ha reprochado a la socialista que, en vez de informarse de la gestión que se está llevando a cabo a través de los técnicos responsables, los haya quitado de su cargo de manera fulminante por un móvil político que, además, no tiene fundamento y que tendrá su repercusión vía judicial.