El Ayuntamiento ya dispone de los permisos para la cesión de la pieza que tendrá lugar el próximo mes de octubre

Antonio Real destaca que “se trata de una oportunidad para difundir el valor del patrimonio histórico-arqueológico jerezano”

El Ayuntamiento dispone ya de la autorización por parte de la Dirección General de Museos de  la Junta de Andalucía y del Ministerio de Cultura para la exportación de una pieza del Museo Arqueológico al Louvre, tras aprobarse el pasado mes de mayo, en Junta de Gobierno Local, la cesión temporal de una lápida con inscripción almohade que será incluida en la exposición ‘El Marruecos medieval (1053-1465)’, organizada por el prestigioso museo parisino.

De este modo, la cesión se hará efectiva el próximo mes de octubre, fecha en la que está prevista la apertura de la exposición, que se prolongará hasta enero de 2015, en el Hall Napoleón, una de las salas temporales del Museo del Louvre.

El delegado de Turismo, Cultura y Fiestas, ha señalado el interés de este préstamo “para la promoción del patrimonio histórico-arqueológico jerezano a nivel internacional”.

La exposición ‘El Marruecos Medieval (1053-1465)’ se podrá ver también en el Museo Nacional de Arte Contemporáneo de Rabat, entre marzo y junio del próximo año. La muestra forma parte del programa de actividades del nuevo Departamento de Artes del Islam del Louvre, creado en septiembre de 2012, siendo el  comisario general de la exposición, Yannick Lintz, director de dicho  Departamento

Esta exposición será una oportunidad para verlas creaciones artísticas y científicas de Marruecos medieval,en las más diversas áreas, y poner en valor excavaciones antiguas y actuales, así como piezas poco conocidas que se conservan en museos internacionales, mezquitas e iglesias.

La pieza solicitada, que se expone en nuestro Museo Arqueológico, es hispano-musulmana de los siglos XII-XIII y estuvo situada hasta 1821 –fecha de demolición– en la parte superior del arco de ingreso a la medina de Jerez por la puerta del Real, una de las cuatro puertas con las que contó la ciudad en época islámica. Consta de tres líneas de escritura realizadas en cúfico geométrico, con sus caracteres y adornos lisos y labrados en resalto sobre el fondo. El texto está compuesto de basmala, talīya y última parte de Q. XII, 64, y dice:

  1. En el nombre de Dios, el Clemente, el Misericordioso,
  2. (sea) la bendición de Dios sobre Mahoma. Dios es
  3. el mejor guardián. Él es el más misericordioso de los misericordiosos.

La letra y adornos de esta inscripción tienen una enorme importancia, ya que anuncian el desarrollo geométrico, a base de cintas, que tendrán las astas de los diversos caracteres en época nazarí y meriní.