La alcaldesa de Jerez y el presidente de la Diputación proponen a la Junta de Andalucía una solución para que la residencia de la Barca se conserve como equipamiento público

  • José Loaiza va a solicitar a la Administración autonómica  la cesión a la institución provincial del inmueble para su rehabilitación
  • García-Pelayo destaca la importancia de conservar este inmueble emblemático de la historia de Jerez y la Barca y su uso público
  • El alcalde de la Barca considera la mejor opción para evitar su subasta y perdida como equipamiento de todos los ciudadanos

El presidente de la Diputación Provincial de Cádiz, José Loaiza, va a solicitar mediante un  escrito al delegado del Gobierno andaluz, Fernando López Gil, la cesión a la Institución provincial de la antigua residencia de ingenieros del Instituto Nacional de Colonización de La Barca para su rehabilitación y conservación como equipamiento público, al ser la Junta de Andalucía la administración titular de las instalaciones. El presidente provincial hará esta petición tras la petición que le ha trasladado la alcaldesa de Jerez, María José García Pelayo, y en nombre también del alcalde de la Barca, Alejandro López, para que este histórico inmueble se mantenga como equipamiento público y evitar de esta manera que, tras la subasta prevista por la Junta de Andalucía, pueda pasar a manos privadas.

La alcaldesa de Jerez, el alcalde de la Barca y la delegada de Medio Rural, Susana Sánchez, han venido denunciando el estado de abandono de este inmueble propiedad de la Junta que padece continuamente saqueos y vandalismo ante la falta de vigilancia. En fecha reciente el alcalde de La Barca ha vuelto a trasladar su preocupación a la regidora de Jerez, no ya sólo por el estado de abandono de un inmueble emblemático de la historia de la colonización jerezana, sino por el hecho de que la Junta lo haya sacado a subasta; por un mínimo de licitación de 144.750 euros, según recoge el pliego. Además, la presentación de ofertas se cerró el pasado viernes 21 de noviembre, si bien la celebración de la subasta no tendrá lugar hasta el próximo día 1 de diciembre de 2014, a las 12 horas.

Conocida la intención de la Junta de subastar el emblemático edificio, la alcaldesa pidió al presidente de la Diputación Provincial de Cádiz su implicación para evitar la pérdida para el patrimonio público de este señero inmueble. Con el envío de este escrito, el presidente José Loaiza se hace eco de la petición de la alcaldesa de Jerez no sólo para conseguir la cesión del inmueble sino también para abordar su necesaria rehabilitación. La noticia de la implicación definitiva de la Diputación ha sido trasladada por el vicepresidente segundo Bernardo Villar y la alcaldesa de Jerez al alcalde de La Barca en una reunión mantenida esta misma mañana.

El Ayuntamiento de jerez ha recibido con sorpresa esta subasta ya que la Junta no ha comunicado sus intenciones sobre el futuro del inmueble. De hecho, según denunció la delegada Medio Rural, el actual delegado del Gobierno la Junta, Fernando López Gil, en su anterior etapa como delegado Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, se comprometió con los alcaldes pedáneos a buscar una solución al edificio que albergaba esta antigua residencia de colonización, tras las denuncias de vandalismo. El Ayuntamiento de La Barca lleva años pidiendo la cesión o algún tipo de acuerdo para gestionar estas instalaciones.

En el escrito de la Diputación se recuerda a la Junta de Andalucía el valor patrimonial de este inmueble uno de los edificios más emblemáticos de la colonización’, antigua residencia de los ingenieros y demás personal del Instituto de Colonización, cuando se proyectaban y realizaban actuaciones de la zona: La Barca, El Torno, Torrecera, San Isidro del Guadalete y José Antonio. El inmueble está situado en un camino agrícola de la finca Vega de la Florida, propiedad localizada a un kilómetro del casco urbano de la ELA.

El Ayuntamiento de la Barca,  a través de su alcalde Alejandro López, lleva desde el inicio de la legislatura solicitando a la Administración andaluza que ceda a la entidad local autónoma esta antigua residencia de trabajo.