El delegado de Turismo, Cultura y Fiestas, Antonio Real, ha inaugurado este mediodía la exposición ‘Jerez, una ciudad de frontera’, con la que la Biblioteca Municipal se ha sumado a los actos conmemorativos del 750 aniversario de la incorporación de nuestra ciudad a la Corona de Castilla.

Por vez primera se muestra al público una colección de dibujos ciertamente singular, perteneciente a la sección de fondos patrimoniales que alberga esta institución.

A través de los nueve dibujos que integran la colección, viajaremos a la época bajomedieval, en la que nuestra ciudad -recién incorporada a la Corona de Castilla- mantiene continuos encuentros bélicos contra el ya decadente poder musulmán.

Cuenta la historiografía local que -durante los siglos XIV y XV- se mandaron pintar frescos en diferentes lugares públicos de la ciudad -como las Casas Capitulares  y la del Corregidor- para conmemorar las hazañas victoriosas de los jerezanos contra los moros. Parece ser que –con el paso del tiempo- dichas pinturas estaban tan deterioradas que  -a finales del XVII o principios del XVIII- un personaje jerezano de identidad desconocida, para evitar que se perdieran definitivamente, encargó la realización de copias en dibujos, con la intención de que se hicieran pintar después en lienzos. Si bien no hay constancia de la existencia de dichos lienzos, afortunadamente sí ha llegado hasta nuestros días la colección de dibujos.

Realizados a tinta en un papel verjurado genovés de excelente calidad -especialmente fabricado para su uso en España durante el siglo XVIII- constituyen documentos gráficos de primera línea,  que ilustran muchas de las exitosas batallas narradas minuciosamente en el manuscrito del siglo XVI El libro del Alcázar, conservado en la Biblioteca Municipal de Jerez, del que se han seleccionado algunos capítulos para acompañar esta única y curiosa colección de dibujos.

La exposición también incluye como elementos complementarios, libros y figuras en miniatura que recrean  personajes y escenas de la misma época. Para ello se ha contado con la colaboración del artista de miniaturista Bartolomé Macías.
La muestra permanecerá abierta hasta finales del curso escolar.