La delegada muestra su apoyo a las familias afectadas y exige al SAS que actúe

La delegada de Bienestar Social, Igualdad y Salud, Isabel Paredes, ha solicitado en el día de hoy una cita con la delegada territorial de Salud, Políticas Sociales e Igualdad, Miriam Alconchel, para trasladarle la urgente necesidad de cubrir la plaza de neuróloga infantil del Hospital de Jerez. La delegada denuncia la situación de abandono a la que el SAS ha sometido a las familias jerezanas con hijos que necesitan de atención neurológica, tras concluir el contrato de la única neuróloga pediátrica que prestaba sus servicios en el Hospital de Jerez. Isabel Paredes exige a la Junta de Andalucía una solución ante la gravedad de la situación, y denuncia la improvisación del SAS al no haber contemplado los perjuicios que supone no renovar este contrato cuando incluso existen citadas dadas que se quedarán sin atender.

Isabel Paredes recuerda que “desde hace tres años se están produciendo recorte tras recorte en la atención a menores. Dado el tema que hoy tratamos, en concreto, me refiero a los recortes de ayudas específicas a instituciones que cubren la atención temprana de los menores con algún tipo de discapacidad”.

Cabe recordar que los padres que cumplían unos requisitos de renta recibían una cuantía económica para que sus hijos pudiesen recibir una rehabilitación específica. Paredes denuncia que “estas ayudas han desaparecido desde hace tres años, y me pregunto qué sistema de bienestar social está creando la Junta de Andalucía con este desmantelamiento del sistema de bienestar social, y la incertidumbre y el daño que provoca en las familias”.

La delegada señala en este sentido que “la Junta de Andalucía está abandonando las políticas sociales, y es preocupante la situación de desprotección social en la que se encuentra la población infantil en nuestra comunidad”.

La delegada añade que “en estos momentos el Ayuntamiento está atendiendo esta necesidad a las familias que se encuentran en situaciones de especial dificultad, y dado que en algunos casos se plantean hasta dejar el tratamiento de sus hijos, con las graves consecuencias que tendría en la salud de los menores”.

“Denunciamos la falta de previsión del SAS, con un contrato que terminaba en estas fechas, cuando existen citas dadas para los próximos días”, denuncia Paredes. La delegada muestra el absoluto respaldo municipal a las familias afectadas y se pone a disposición de las mismas para articular todas las gestiones destinadas a conseguir la contratación de la neuróloga pediátrica para el Hospital de Jerez.