15-M: la historia se repite

Se nos vendió que fue un hecho surgido del hartazgo de los españoles contra la política tradicional, pero no fue así

Hace unos días se celebró el quinto aniversario del 15-M. Un supuesto movimiento espontáneo de ciudadanos que, de buenas a primeras decidieron acampar en la Puerta del Sol de Madrid y en otras plazas emblemáticas de ciudades españolas. Se nos vendió y se nos sigue vendiendo que fue un hecho surgido del supuesto hartazgo de los españoles contra la política tradicional. Pero no fue así.

pablo iglesias iñigo errejon

Muchos meses antes del 15-M en las redes sociales, básicamente en Twitter, se desarrollaron varias campañas de desprestigio contra la clase política en su conjunto, del PP y del PSOE de forma cruenta. La Monarquía, por aquellos entonces no bien situada ante la opinión pública por los excesos del Rey emérito, también fue trending topic muchos días. Los desahucios, el paro, los beneficios de la banca, las privatizaciones, la educación pública… y un largo etcétera que encajaba a la perfección en una determinada ideología de izquierdas. Se trataba de una supuesta “Democracia real, ya”.

En su momento, y en una tertulia televisiva, aseguré que esa era una campaña claramente involucionista. Hubo compañeros periodistas que se llevaron las manos a la cabeza. El tiempo y las circunstancias me está dando la razón.

Los mensajes que surcaban el mundo virtual y quienes creaban los hashtag formaban parte de una campaña de marketing muy concienzuda y muy bien dirigida. Se empezó a calentar el ambiente muchos meses antes del 15-M bajo lemas como que todos los políticos son corruptos, que había que acabar con los desahucios  y con otras consignas que a todo el mundo le gusta escuchar, de forma especial en tiempo de crisis. Parecía maná celestial.

Efectivamente, de esas sentadas se visualizó un movimiento político, Podemos, apoyado entonces – como ahora – por La Sexta y por Cuatro. Podemos – fruto de una planificación casi perfecta – sacó varios eurodiputados en las primeras elecciones a las que presentó. La campaña de marketing diseñada mucho tiempo antes del 15-M surgió efecto. Debería estudiarse en las facultades.

15m

En las últimas semanas los mensajes contra la Monarquía y a favor de la República vuelven a ser trending topics. El denominador común de los tweets abolicionistas y pro republicanos es que la República traerá el paraíso. Que todo será mejor sin reyes, príncipes e infantas. Que se acabará el paro y demás soluciones increíblemente mágicas.

Mucho me recuerda esa oleadas en trending topics a lo que sucedió meses antes del 15-M. La historia se repite y observo cómo se está calentando el ambiente.