El Gobierno le recuerda al PSOE que ha sido el PP quien en 2013 ha conseguido por primera vez en años bajar la deuda municipal

 El Ejecutivo advierte a Alconchel que ha pasado del caos que dejaron los socialistas al orden en las cuentas públicas después de mucho trabajo y mucho esfuerzo

El Gobierno municipal quiere dejar claro al PSOE que ha sido durante la presente legislatura, y en concreto en 2013, cuando se ha producido un cambio en la tendencia de la deuda, ya que después de años aumentando ha conseguido bajar la deuda, tal y como dio a conocer a la prensa el tercer teniente de alcalde y delegado de Economía, Enrique Espinosa.

El Gobierno recuerda que, tal y como informó en el Pleno en el que se dio a conocer la liquidación de la cuenta 2013, la deuda del grupo municipal “bajó por primera vez en años en el último ejercicio. De esta manera en 2008 había una deuda de 750 millones de euros; en 2009, de 854 millones de euros; 906 millones de euros en 2010; 973 millones de euros, en 2011; 1021 millones de euros en 2012 y en 2013 la deuda es de 1013 millones de euros, lo que revela la ruptura en la tendencia de subidas”.

El Ayuntamiento quiere aclarar “queen 2012 hubo un aumento de la deuda porque la primera medida que tomó fue reconocer las facturas pendientes de pagar, las facturas que se encontraban en el ‘cajón’, que ha pasado de 16 millones de euros a 664.000 euros, lo que supone un avance importante en transparencia y forma de gestionar”.

El ejecutivo recuerda al PSOE “que ha logrado acabar con el despilfarro de otros gobiernos, incluido el suyo, cuando la señora Alconchel fue delegada municipal, con más transparencia y con un uso racional del dinero de los ciudadanos”.

El Ayuntamiento informa también que “se ha conseguido reducir el gasto de Personal, que ha pasado de 84 millones en 2011 a 66,2 millones en 2013, y los gastos corrientes que ha pasado de 60,5 millones a 43,5 millones”. En este sentido, el Ejecutivo comunica que “a fecha de junio de 2013 se ha producido un ahorro de más de 30 millones de euros, ya las medidas que se han adoptado no han entrado en vigor con fecha 1 de enero sino a lo largo del año”.

Respecto a la revisión del Plan de Ajuste, el Gobierno recuerda de nuevo al PSOE “que esta revisión se ha hecho velando por el interés general de la ciudad y de la propia plantilla municipal, con medidas que se dieron a conocer en el mismo pleno y que tienen el informe favorable de la intervención”. El Ayuntamiento le recuerda que de “estas medidas se ha informado tanto a los medios de comunicación como a la Junta de Portavoz como al Pleno municipal”, por lo tanto, el Gobierno le insta a Miriam Alconchel “a que no intente crear alarmismo e inquietud con palabras que no tienen ningún fundamento y no se corresponden con la realidad”.

El Ejecutivo quiere recordar al PSOE que “cuando iniciamos la legislatura, es decir, cuando ellos dejaron el Ayuntamiento, el punto de partida era de ruina absoluta, con una deuda de mil millones de euros, con los ingresos comprometidos por el convenio con Diputación, con una estructura municipal desorganizada y caótica; con la imposibilidad de pagar las nóminas de los trabajadores municipales, con reclamaciones judiciales de los proveedores por los impagos del Ayuntamiento, con presiones para pagar el Préstamo Sindicado y con un Ayuntamiento que se financiaba vía proveedores y concesionarias con deudas a corto plazo”.