El comité de empresa del servicio de autobuses urbanos y el Ayuntamiento, a través de la empresa municipal Comujesa, encargada de la gestión directa del servicio, han firmado esta semana un acuerdo en el que se contempla, entre otras medidas, la reducción salarial respecto al convenio que está actualmente en vigor. En virtud de este acuerdo, los empleados han aceptado una reducción salarial del 3% para toda la plantilla excepto para los directivos que será de un 4%.

En el acuerdo se recogen un total de once puntos destinados a bajar el coste en la prestación del servicio y con los que se garantiza la viabilidad del mismo. De esta manera, el Gobierno destaca la importancia del acuerdo alcanzado con los trabajadores que, una vez más, han dado muestra de su interés por garantizar la mejor prestación del servicio tras haber asumido el Ayuntamiento la gestión directa.

El Gobierno recuerda que durante los dos años que ha durado el secuestro se ha conseguido, no sólo aumentar el número de viajeros, que estaban en una continua bajada debido a la caótica situación en la que se encontraba el servicio, sino que además se ha logrado poner en funcionamiento una nueva red, con la incorporación a la flota de 30 vehículos, que está funcionando desde el primer día con total normalidad, gracias a las aportaciones de los propios trabajadores y al consenso alcanzado en la Mesa de Movilidad, presidida por el delegado de Movilidad y Urbanismo, Agustín Muñoz.

Cabe recordar que el secuestro finalizó el pasado 6 de mayo, tras dos años de vigencia, alcanzando al finalizar el mismo los 4,2 millones inteanuales de viajeros. Asimismo, durante este tiempo se consiguió reducir notablemente el absentismo.

El Gobierno recuerda que la recuperación del servicio y su normal funcionamiento ha sido una prioridad desde el inicio de la legislatura. En este sentido, destaca el esfuerzo realizado tanto por el Ayuntamiento como por los propios trabajadores para que a fecha de hoy esté funcionando con normalidad.