En la tarde del jueves pasado falleció en el Zoo botánico de Jerez, Lola, una chimpancé, que contaba con cuarenta años y que llegó a las instalaciones en 1984. Ese año  fue abandonada por un fotógrafo cuando tenía  aproximadamente  4/5 años.

Lola, aceptó de buen grado a los compañeros con los que convivió: Pancho, Emo, Homer y Lu. Cuidó a cada uno de sus compañeros en cada momento en el que la  necesitaron siendo, a su vez, muy respetada por ellos. Era la jefa del clan.

Hace unos días estaba demasiado inactiva e inapetente. Los veterinarios del parque la anestesiaron para proceder a los análisis de rigor. Encontraron su hígado en muy mal estado. Después de dos días muy enferma, ayer por la tarde se procedió a la eutanasia humanitaria. Estuvo acompañada, en todo  momento por personal del zoo recibiendo mucho cariño en su despedida.

Una vez realizada la necropsia se ha confirmado el diagnóstico que las pruebas clínicas y la presencia de una Insuficiencia hepática, que llevó al deterioro de su estado general.