Padilla se mete al público de Madrid en el bolsillo

El torero jerezano convenció a Las Ventas en su cita isidril 

Repasamos las actuaciones de Juan José Padilla, de Miguel Ángel Pacheco, de José Ruiz Muñoz y de Miguel Andrades, así como el reconocimiento de los aficionados a doña Elena.

Padilla en las ventas

En la madrileña Plaza de Las Ventas, llena, el 26 de mayo, en el festejo número veintiuno de la Feria de San Isidro, estaba anunciado el torero Juan José Padilla ante toros de Parladé, que salieron serios pero desrazados. A su primero, manejable, lo recibió a portagayola y lo lanceó con emoción; después de un tercio de varas vulgar, banderilleó, como es usual en él, y tras ser encunado sufrió una voltereta y un pisotón con brecha que no le impidió culminar el tercio con más raza que el toro; la faena se inició por estatuarios, antes de entregarse a naturales de mucho interés en labor templada muy acogida  por el público; la estocada, algo caída, bastó tras aviso y dio paso a una ovación saludada desde el tercio. Tras la faena, Padilla fue asistido en la enfermería por don Máximo García Padrós.

1

A su segundo, bonito pero de poca condición, lo lanceó con entrega y en banderillas lo trató con facilidad pero ahí el animal se desfondó; con la muleta, tras inicio de rodillas, se llevó el toro a los medios y estuvo dispuesto y profesional, sin dejarse nada en una labor bien tejida ante un animal aplomado; lo mató de una estocada buena y, tras petición de oreja, recibió el cariño de Madrid en una ovación a tal demostración de valentía. Sus compañeros de cartel fueron Iván Fandiño, que cerró con silencio y ovación, y José Garrido, que se conformó con dos silencios.

2

Damos información de dos actuaciones que el novillero con caballos Miguel Ángel Pacheco, de La Línea de la Concepción, ha desarrollado por tierras del centro. El 21 de mayo actuó en el municipio madrileño de Villamanta, con motivo de sus fiestas patronales, ante reses veragüeñas de Aurelio Hernando y en compañía de José Manuel y de David Garzón; el linense fue el triunfador puesto que cortó dos orejas a su segundo novillo, después de que en su primero oyó palmas. Al día siguiente actuó en la localidad abulense de Sotillo de la Adrada, con motivo de las fiestas de la Trinidad, frente a utreros de Fernando Peña y de Jaral de la Mira; nuevamente fue el triunfador de la tarde al cortar también dos orejas; sus compañeros fueron Pablo Belando y Rafael Serna.

Miguel Ángel Pacheco y José Ruiz
Miguel Ángel Pacheco y José Ruiz

En cuanto al novillero José Ruiz Muñoz, natural de la provincia gaditana y de raíces sevillanas, reseñamos que el 22 de mayo estaba anunciado, en el décimonoveno festejo de abono de la temporada de La Maestranza, ante novillos de Cortijo de la Sierra en compañía de Joaquín Galdós y Jesús Álvarez. Resultó herido por el primer novillo cuando toreaba sobre la mano izquierda, sufriendo una fuerte paliza. Fue trasladado a la enfermería, donde fue operado de una cornada en la cara interna del muslo izquierdo, tercio superior, con una trayectoria de 15 centímetros en sentido caudal que afecta planos superficiales, lesionando aponeurosis muscular, y le impidió continuar la lidia, con pronóstico de menos grave. Fue trasladado al hospital Viamed, siendo observado por el doctor Octavio Mulet. El 26 de mayo ha sido dado de alta y estará en reposo 10 días, hasta que se le quiten las grapas, para después volver al campo.

Andrades
Andrades

Del novillero sin caballos jerezano Miguel Andrades tenemos buenas noticias porque el 22 mayo participó en la final del Certamen Alfarero de Plata, organizado en Villaseca de la Sagra (Toledo). Ante novillos de Montealto, participaron seis finalistas, el gaditano además de Alejandro Gardel, Ricardo de Santiago, Carlos Ochoa, Rocío Romero y Calerito. Andrades manejó bien el percal, voluntarioso y con oficio; en la muleta el novillo se vino abajo y el viento molestó aunque el novillero dejó algunos naturales aceptables, rematando la faena con varios cambios de mano por la espalda, y muletazos con rodilla en tierra; mató de dos pinchazos y estocada y todo quedó en ovación. El ganador del Certamen fue Alejandro Gardel.

5

Finalmente, anotamos que en Madrid, el 27 de mayo la infanta doña Elena recibió el Premio Nacional a la Promoción y Fomento de la Tauromaquia, que en su tercera edición concede la Unión de Federaciones Taurinas de Aficionados de España (UFTAE) presidida por Jorge Fajardo y representante de trescientas cincuenta entidades taurinas. El acto, celebrado en la sala Antonio Bienvenida de la plaza de Las Ventas, contó con la presencia del consejero madrileño de Presidencia y presidente del Centro de Asuntos Taurinos, que ratificó el compromiso de la Comunidad con los toros y calificó a la infanta como una aficionada insigne, cuyo apoyo supone un gran estímulo para los aficionados.

También intervino el presidente de la Federación Taurina de Jaén, que repasó la relación de la monarquía con los toros a lo largo de la historia. Doña Elena manifestó que es un privilegio y un honor recibir este premio, ya que su afición es una pasión heredada; aseguró que los aficionados pueden contar siempre con su apoyo. Al acto, amenizado musicalmente, asistieron también los alcaldes de numerosos municipios madrileños. La afición de la provincia de Cádiz estuvo representada por Jerónimo Roldán, que fue invitado especialmente.