La alcaldesa ha visitado hoy el CEIP Federico Mayo para comprobar in situ el desarrollo del servicio de comedores para niñas y niños de la escuela de verano

La alcaldesa, Mamen Sánchez, junto a la teniente de alcaldesa responsable de Educación, Laura Álvarez, y la teniente de alcaldesa responsable de Acción Social, Carmen Collado, ha acudido hoy el CEIP Federico Mayo para comprobar in situ el desarrollo del servicio de los comedores escolares, iniciativa municipal impulsada por el Gobierno local para ayudar a las familias con un perfil de riesgo social y de la que se benefician 224 niñas y niños, de 5 a 17 años de edad, y que dio comienzo en el día de ayer.

La alcaldesa ha explicado que “como sabéis, el comedor del CEIP Federico Mayo acoge también a los niños del CEIP Juventud; y también tenemos comedor en San Juan de Dios, y en el Andrés de Ribera.  Tenemos que decir que hay una diferencia de número de niños por varias razones, porque hay padres de niños que hacen las actividades en el CEIP Juventud, que no van a ir al comedor del Federico Mayo, y personas que dicen que tienen posibilidad de dar de comer a los niños y que prefieren que se guarden esos medios para otros niños que lo necesiten, en una actitud de generosidad. Nuestro objetivo era que el comedor esté vinculado a otra actividad y que el niño lo viva con normalidad, que participe en una actividad de verano y que después se quede a comer”.

A pesar de comenzar este servicio casi ya entrados en Agosto, la iniciativa fue aprobada recientemente por la Junta Local de Gobierno, después de que, tal y como anunció la alcaldesa en rueda de prensa, se hayan acelerado y cumplimentado todos los trámites legales pertinentes para la adjudicación y puesta en marcha de un servicio considerado prioritario en las políticas sociales de este Ayuntamiento.

El gasto aprobado asciende a 18.879,70 euros, y con él se dispensa una comida completa a 140 niños y niñas en el CEIP Federico Mayo, 22 en el CEIP San Juan de Dios, 22 en el CEIP Andrés de Rivera, y 40 en el CEIP Isabel La Católica. La empresa adjudicataria es La Cucharita Catering y el servicio se presta de lunes a viernes. La regidora ha recordado que “hemos sacado adelante una primera parte del concurso, la que nos permite poner en marcha los comedores ahora en verano, el resto de concurso será para seguir dando estas comidas en puentes o en las vacaciones de Navidad”.

Como ya explicó la alcaldesa esta importante iniciativa, permitirá paliar la situación por la que están atravesando muchas familias en nuestra ciudad. En este sentido, el Gobierno municipal ha acelerado al máximo los trámites administrativos respetando escrupulosamente la legalidad del procedimiento y dispensando hasta ahora un servicio provisional de desayuno. Con este motivo el Ayuntamiento se ha volcado desde el primer día en la búsqueda de financiación, cien por cien municipal, y la activación del servicio.

Desde los servicios sociales municipales se ha llevado a cabo un detallado proceso, a fin de informar a todas las familias del perfil social demandado, de forma que ningún niño o niña se quede sin este servicio de comida.