Isabel Paredes afirma que la nueva  orientación dada al proyecto ICI ha permitido que las familias y los jóvenes crean en su barrio

La delegada, acompañada de Rogelio Prados, agradece el apoyo económico de la Obra Social la Caixa y el trabajo en red de Ceain, Cáritas, Fundación Secretariado Gitano y Plataforma de Inmigrantes Latinos

Isabel Paredes, delegada de Bienestar Social, Igualdad y Salud, ha asistido a la clausura del curso de premonitores que dentro la Escuela de Verano Abierta de la Zona Sur del proyecto ICI, el que participan el Ayuntamiento, la Obra Social la Caixa y Ceain, se ha impartido a veinte adolescentes de entre 16 y 25 años de nacionalidad española, marroquí, rumana y de Burkina Faso en las instalaciones municipales del Servicio de Actuación Socioeducativa con Infancia y Adolescencia (SASIA). Por la tarde, la delegada, acompañada de Rogelio Prados, director del Área de Negocios de la Caixa en Jerez, y Francisco Morales, director de Ceain, procedió a la clausura de los talleres de familia de esta misma Escuela de Verano Abierta.

Respecto a los jóvenes de la Zona Sur, cabe señalar que han completado seis talleres para adquirir diferentes herramientas para el desarrollo de actividades de ocio y tiempo libre, de actividades sociales, educación,  hábitos saludables y respeto del medio ambiente, que ahora, acompañados de técnicos municipales y de las organizaciones Ceain, Cáritas, Fundación Secretariado Gitano y la Plataforma de Inmigrantes Latinos, llevarán a la práctica con los 170 niños y niñas inscritos en la Escuela de Verano Abierta.

En este acto Isabel Paredes dedicó sus primeras palabras a agradecer a los jóvenes su implicación por el barrio. “Vais a vivir una experiencia como premonitores de la Escuela Abierta de Verano. Este curso es llamativo por el compromiso que habéis adquirido con el barrio; habéis renunciado a vuestro tiempo libre de vacaciones para estar aquí; ahora vais a ser los referentes de los menores de vuestro barrio”, afirmó. De hecho los jóvenes no han faltado a las sesiones y han sido sumamente puntuales.

Para Isabel Paredes este modelo de intervención y compromiso –dijo- obedece a la nueva orientación dada al proyecto ICI, gracias al Plan Estratégico Servicios Sociales,  Igualdad de Oportunidades e Inclusión, que “ha permitido implicar no sólo a las familias y los menores en el proyecto sino que también los jóvenes, los vecinos de la Zona Sur crean en su barrio. Prueba de ello es el éxito de este curso de premonitores”.

El ICI “ahora es un proyecto de todos y para todos cuyo el objetivo es conseguir la cohesión y el cambio de la zona, que no cambiará, si no trabajamos con las personas y para las personas. No podemos gobernar fuera de la ciudadanía; hay mucha valía en las personas de este barrio y hay que dar oportunidades. El lenguaje del barrio nos los están dando los vecinos, los adolescentes también, porque se ha creado un vínculo con en el barrio, sus jóvenes quieren cuidar el barrio”, aseguró la delegada.

Por la tarde, Isabel Paredes, Rogelio Prados y Francisco Morales procedieron a la clausura de los talleres de familia en el que destacaron la alta participación registrada: 104 adultos (90 mujeres y 14 hombres); 81 españoles y 23 extranjeros (de Marruecos, Bolivia, Sahara, Jamaica, Brasil y Mauritania). “Esta participación y esta implicación se nota en el propio ambiente de este acto y en la valoración que vosotros mismos habéis hecho de los talleres y de los monitores. Este entusiasmo que nos transmitís nos impulsa a seguir trabajando”, dijo.

En este contexto, la delegada subrayó la importancia del trabajo en red y, en este caso, labor conjunta de los monitores que han impartido los distintos talleres. “Estos jóvenes y estas familias son un potencial por descubrir. La puesta en marcha de este proyecto nos va a ayudar a todos en este trabajo en red. Desde el Ayuntamiento estamos muy agradecidos a la Obra Social la Caixa y a las organizaciones sociales; queremos trabajar de la mano desde la complementariedad de recursos. Se nota que el trabajo en red da resultados”, subrayó.

De hecho la última encuesta de la Caixa sobre el proyecto ICI en la Zona Sur viene a avalar el trabajo realizado. Así la valoración sobre las relaciones de los vecinos en los espacios públicos es mejor. Los residentes que valoran las buenas relaciones de coexistencia en la zona Sur han pasado de un 77% al 89% y en cuanto a la hostilidad ha bajado de un 8% a un 1 por ciento en dos años.

La intervención realizada es también la responsable de que haya aumentado el porcentaje de vecinos de la Zona Sur que ante la opción de poder irse de su barrio, afirma que se quedaría, un 64%, frente al 54% que elegía marcharse a otro lugar en la encuesta de 2010. Asimismo, a la pregunta de si se sienten identificados con su barrio contestan afirmativamente el 69%, frente al 64% de 2010.