La alcaldesa, María José García-Pelayo, asistió ayer al mediodía en El Alcázar, a la inauguración de la exposición “Jerez años 50. Aquella pintura iniciática”, una excepcional muestra sobre los pintores jerezanos de esa década que tiene como escenario la Sala Salvador Díez y los Salones Nobles del Palacio de Villavicencio. Al acto han asistido también el delegado de Turismo, Cultura y Fiestas, Antonio Real y el concejal responsable del plan Especial de Promociones Culturales, Antonio Montero, además de el Presidente de la Real Academia San Dionisio, Joaquín Ortiz, y el Comisario de la Exposición y crítico de arte, Bernardo Palomo, y una nutrida representación del ámbito cultural y social de la ciudad.

La exposición permanecerá abierta al público hasta el 2 de noviembre, como contribución de la Real Academia de San Dionisio a las actividades culturales del verano y Fiestas de la Vendimia, y con el objeto de añadir un atractivo cultural a Jerez, en este año que se celebra la conmemoración del 750 Aniversario de la Incorporación a la Corona de Castilla y la designación de Jerez como Capital Europea del Vino 2014.

La muestra presenta cerca de medio centenar de obras de los siguientes artistas: Juan Gutiérrez Montiel; Juan Padilla Lara; Manuel Muñoz Cebrián; Francisco Pinto; Manuel Daza; José Caballero; Carlos Ayala; Francisco Toro; Juan Padilla Pardo; José Ramón Fernández Lira; Joaquín Cañete; Vicente Vela; María Manuela Pozo; Jesús González; Piluca Gotor; Luis Gonzalo y Gonzalo Martínez Andrade.

El detalle de las obras y sus autores, así como la historia de Jerez hace 50 años, se recoge en un libro escrito por el comisario de la exposición, Bernardo Palomo, y editado por la Academia San Dionisio y el Ayuntamiento de Jerez como catálogo de la misma.