La Junta de Gobierno Local ha aprobado el proyecto municipal de rehabilitación de la capilla de Ribadeneira para convertirla en un nuevo acceso a los Claustros de Santo Domingo, en la alameda Marqués de Casa Domecq. Se trata de una de las intervenciones en el patrimonio cultural de la ciudad incluida en el Plan de Actuación 2014-15, que está coordinado por el primer teniente de alcalde, Antonio Saldaña. Este Plan de Actuación invertirá un total de veinte millones procedentes del canon del agua.

El proyecto, realizado por la delegación de Urbanismo, que dirige Agustín Muñoz, cuenta con un presupuesto de 138.898 euros. La intervención consiste en las obras de consolidación y rehabilitación de la capilla para destinarla a nuevo acceso a los Claustros de Santo Domingo, con zona de taquilla y recepción y adecuando zona anexa a tienda.

Entre las actuaciones previstas se encuentra la ejecución de trabajos de restauración que se llevarán a cabo para salvaguardar  los elementos decorativos de la capilla, limpieza en zonas de piedras  así como restauración de la cubierta actual.

Igualmente, está prevista la eliminación de la rampa de acceso a la capilla así como la sustitución de solería de todo el interior. También se urbanizará parte del espacio público desde donde se accede al nuevo acceso.

La zona sobre la que se actuará está catalogada como Conjunto Histórico-Artístico, catalogada como elemento de interés específico y nivel 1 de protección arqueológica.  La intervención cuenta con resolución favorable de la delegación territorial de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte en Cádiz.

El delegado de Turismo, Cultura y Fiestas, Antonio Real, destaca que “los Claustros de Santo Domingo se han convertido en un referente cultural y turístico de la ciudad desde que se inauguraron en mayo de 2012 tras doce años de obras de rehabilitación. Un enclave que es visitado por miles de jerezanos y foráneos que disfrutan con las actividades culturales programadas y su magnífica arquitectura gótica”.

Antonio Real señala que “ahora con las obras de rehabilitación de la capilla de Ribadeneira para convertirla en un nuevo acceso a los Claustros de Santo Domingo estamos añadiendo un atractivo más a este enclave histórico de la ciudad”.

Esta intervención en los Claustros de Santo Domingo se añade a otros proyectos incluidos en el Plan de Actuación 2014-2015 para la recuperación del patrimonio cultural de la ciudad. Así el pasado mes de julio se iniciaba el expediente de contratación para las obras de consolidación del Palacio Riquelme y a principios de este mes de agosto se aprobaba el proyecto para las actuaciones de consolidación en el Palacio de Villapanés.

Igualmente se está interviniendo en otros enclaves históricos como la Fuente de la Alcubilla, la ermita de Guía, la rehabilitación de la fachada de la Torre del Agua en la barriada de La Plata así como la reurbanización del entorno de la iglesia de San Juan.

Hay que recordar que los objetivos del Plan de Actuación 2014-15 es dar respuesta a las demandas históricas de los vecinos, priorizando proyectos de recuperación de patrimonio histórico, vivienda social, dotación de equipamientos, actuaciones medioambientales,  e impulso de los espacios industriales y productivos de la ciudad.