El Gobierno municipal mantiene en las Ordenanzas Fiscales el compromiso de no subir los impuestos, tasas y precios públicos

La alcaldesa, María José García-Pelayo, acompañada por el tercer teniente de alcalde y delegado de Economía, Enrique Espinosa, y el delegado de Impulso Económico, Francisco Cáliz, ha presentado esta mañana en rueda de prensa el proyecto de ordenanzas fiscales para 2015 en el que se cumple el compromiso del Gobierno municipal de no subir los impuestos, tasas y precios públicos, manteniéndose además las exenciones y bonificaciones existentes, con la prioridad de incentivar el empleo y la atención social.

La alcaldesa ha hecho hincapié en que “el Gobierno mantiene en estas ordenanzas el compromiso de no subir los impuestos hasta el año 2020. Nos hemos comprometido a garantizar que los impuestos, tasas y precios públicos no subirán hasta 2020, salvo que las circunstancias cambien drásticamente en cuyo caso analizaríamos la situación siempre pensando en el beneficio de los ciudadanos”.

El proyecto de ordenanzas de 2015, que cuenta con informe favorable del Consejo Social de la Ciudad, recoge igualmente una bajada del recibo del agua y la tasa de alcantarillado al aplicarse el IPC de septiembre, que fue negativo, y mantiene  las exenciones y bonificaciones existentes incluida la bonificación del 1,5% del Plan Personalizado de Pagos.

La alcaldesa ha explicado que las “ordenanzas fiscales que se han aprobado hoy en Junta de Gobierno Local y se elevarán al Pleno ordinario del próximo viernes para su aprobación inicial son las que tienen que entrar en vigor el próximo 1 de enero. En las próximas semanas, y antes de que finalice el año, se aprobarán el resto de ordenanzas, tasas y precios públicos”.

Una vez aprobadas por el Pleno y publicadas en el BOP, las ordenanzas tendrán un periodo de 30 días de exposición pública para que entidades, partidos políticos, asociaciones y ciudadanos presenten las alegaciones que estimen pertinentes con el objetivo de que se aprueben definitivamente y puedan entrar en vigor el 1 de enero.

La regidora ha destacado igualmente que “por segundo año consecutivo se ha presentado el proyecto de ordenanzas al Pleno del Consejo Social de la Ciudad y tengo que agradecerle su colaboración y, sobre todo, su trabajo. A pesar de la premura debido a la precipitación con la que se ha tenido que realizar los trámites este año debido al cambio de condiciones para pagar los préstamos ICO”.

En este punto, García-Pelayo ha aclarado que “el Consejo Social de la Ciudad está trabajando en las medidas que integran el Plan de Promoción de Empleo y que la propuesta, una vez terminada, será remitida al Ayuntamiento. Queremos aclarar igualmente que el Consistorio finalmente va a optar por la vía de las subvenciones, en vez de las bonificaciones en distintas licencias y tasas municipales, tal y como viene marcado en el Plan de Ajuste. Las subvenciones supondrán los 400.000 euros previstos en el Plan de Promoción de Empleo a los que se añaden los 800.000 euros previstos para los programas de empleo y de incentivación de la inversión”.

En cuanto a las ordenanzas fiscales, la alcaldesa ha explicado que el recibo del agua y el alcantarillado baja “ya que se actualiza el IPC de septiembre, que fue negativo en un 0,2%, y aunque es una bajada mínima, es importante que se cumple lo establecido en el pliego de condiciones de la concesión del servicio de agua que establecía que la revisión se puede hacer atendiendo al IPC correspondiente al mes de septiembre de cada año”. Esta situación se producirá también con los distintos contratos firmados con las concesionarias. Esta disminución se unirá al 20 por ciento que ya se redujeron los contratos cuando se renegociaron dentro del Plan de Ajuste”.

Novedades en las Ordenanzas

Las ordenanzas fiscales para 2015 mantienen todas las exenciones y bonificaciones de las que se benefician los ciudadanos actualmente. “La ciudad está realizando un esfuerzo muy importante ya que en la convocatoria anual de 2014 se produjeron 1.896 solicitudes para bonificar el recibo del agua y las previsiones para 2015 es que haya mil solicitudes más. Es un esfuerzo muy importante el que se está realizando para cubrir las necesidades básicas de la población”. La alcaldesa ha explicado que esta previsión de incremento de las solicitudes se debe principalmente a la mejor información que tienen los ciudadanos sobre estas bonificaciones.

Igualmente, se ha introducido una novedad en la bonificación de las familias y ciudadanos que viven en bloques con suministro de agua común para hacerla más fácil al contribuyente, quien será el encargado de solicitar la bonificación, una vez realizada la solicitud se iniciará el expediente administrativo que, una vez comprobado que cumple los requisitos exigidos, se comunicará a la comunidad de propietarios que deberá pronunciarse sobre el modo en que llevará a cabo la repercusión de la bonificación en la cuota del beneficiario de la misma.

Se mantiene también la bonificación del 1,5% del Plan Personalizado de Pagos, al que puede acogerse cualquier ciudadano y que se aplica a los impuestos que se gestionan mediante recibos de carácter periódico como el IBI, el Impuesto de Actividades Económicas, el impuesto de vehículos tracción mecánica, los vados y la tasa por ocupación de la vía pública con quioscos.

En cuanto al IBI, la regidora ha recordado que “el Gobierno municipal ha mantenido el compromiso de acogernos a la modificación del coeficiente de valores catastrales para el año 2015 que supondrá una bajara del 29 por ciento, lo que unido al 27 por ciento de 2014 supone una bajada del 56 por ciento y que los valores estén prácticamente ya equiparados al valor del mercado”.

“Esta actualización supondrá por primera vez una bajada en el impuesto sobre el incremento del valor por los terrenos de naturaleza urbana, conocido como plusvalía. También supondrá para los ciudadanos tener unas viviendas ajustadas a ley y no sobrevaloradas y que puedan solicitar de forma más ventajosa becas o subvenciones”, ha asegurado la alcaldesa.

García-Pelayo ha aportado el dato de que, si bien está previsto la misma cantidad de ingresos por concepto de IBI, un total de 110.216 fincas, lo que supone el 88% del total, tendrán una pequeña bajada del IBI en sus recibos del próximo año, que aunque en algunos casos apenas se va a notar, si es importante que gracias a la modificación del coeficiente se ha conseguido que por fin los valores catastrales se ajusten al valor real del mercado. El resto de las fincas, 15.310, que supone el 12 por ciento del total, tendrá una subida, que oscilará entre 1 y 5 euros para 9.044 fincas y solo las 6.266 fincas restantes superarán esa cantidad.

Estas ordenanzas presentan como una novedad importante una nueva tasa que se cobrará a los propietarios de los animales abandonados en la vía pública y que corresponderá a los servicios que haya que prestar por motivos de seguridad y salubridad para la recogida y retirada de animales vagabundos, perdidos o abandonados que deambulen por la vía pública así como los servicios propios del centro Zoosanitario Municipal.

En definitiva, ha asegurado la alcaldesa “se trata de unas ordenanzas fiscales que no introducen grandes novedades con respecto a otros años, pero sí que cumplen el compromiso de no subida de impuestos así como las condiciones estipuladas en los contratos contraídos por el Ayuntamiento con la aplicación del IPC de septiembre, lo que supone una bajada de la tasa del agua y el alcantarillado y que mantienen el compromiso de la no subida de impuestos. Y son unas ordenanzas solidarias y sociales, que mantienen exenciones y bonificaciones, e impulsadoras de la creación de empleo y riqueza en la ciudad”.