La alcaldesa, María José García García-Pelayo, acompañada por miembros del equipo de gobierno, así como por familiares y amigos de Miriam Tamayo, ha inaugurado esta tarde una plaza en el Polígono de San Benito  dedicada a la memoria de esta joven, en un acto que se ha enmarcado en el Día Internacional Contra la Violencia hacia las mujeres.

En el acto también han estado presentes representantes del Consejo Local de la Mujer, asociaciones de mujeres de la ciudad y de la Federación de asociaciones de vecinos ‘Solidaridad’.

La alcaldesa ha destacado la figura de esta joven jerezana que murió presuntamente a manos de su ex pareja sentimental el mes de junio de 2013 y la ha calificado como una joven llena de alegría, con principios y valores y muy amiga de sus amigos. De hecho, la dedicatoria de la plaza ha sido a iniciativa de estos amigos que no la olvidan.

La regidora ha reconocido la importante labor que se está realizando para la prevención de la violencia contra las mujeres como el I Plan Local contra la Violencia y la recientemente constituida Red de asociaciones contra la Violencia de Género, entre otras muchas actuaciones,   pero también ha declarado que aún quedan grandes retos pendientes en materia de igualdad y ha expresado su preocupación por el retroceso de actitudes igualitarias en los jóvenes y la influencia de las nuevas tecnologías y redes sociales a través de las que se ejercen distintos tipos de control.

Tras el descubrimiento de la placa con el nombre de la joven asesinada, realizado por la alcaldesa y los padres de Miriam Tamayo, el emotivo acto ha contado también con la intervención de Paco Ruiz, representante del grupo de amigos de la joven que ha leído un escrito recordando a Miriam Tamayo.

La dedicatoria de esta calle fue aprobada en Junta de Gobierno Local el pasado 16 de noviembre. Concretamente la nueva plaza está ubicada entre los números 24 y 26 de la Avenida Tomás García Figueras y la zona anexa del número 13 de la calle Doctor Fleming.

La joven, de 22 años, fue asesinada en junio de 2013 en la avenida Lebrija de nuestra ciudad. Su presunto agresor fue inmediatamente detenido por agentes de la Policía Local. Miriam Tamayo era madre de un niño de corta edad.