La delegada de Bienestar Social, Igualdad y Salud, Isabel Paredes, acompañada de Marcos Camacho, decano del Ilustre Colegio de Abogados de Jerez, ha presentado el balance de la Oficina de Intermediación Hipotecaria (OIH) que nació hace dos años, gracias al convenio firmado por los representantes de ambas instituciones, con el objetivo de apoyar a las familias con dificultades para hacer frente a las ejecuciones hipotecarias.

Isabel Paredes ha recordado que la OIH es una iniciativa pionera propuesta por el Colegio de Abogados que se ha visto reforzada como recurso gracias a dos leyes del Gobierno central cruciales para buscar una solución alternativa a la inminente ejecución hipotecaria: el decreto 6/2012 de medidas urgentes de  protección de deudores hipotecarios y, sobre todo, por la ley 1/2013 de medidas para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, mediante la reestructuración de la deuda y el alquiler social, y otras medidas como la dación en pago; la quita de la deuda; las cláusulas abusivas; la suspensión de los lanzamientos durante dos años a personas en exclusión social y la creación del Fondo Social de Viviendas. “Es una ley que garantiza la función social de la vivienda. Este Gobierno municipal, gracias a la colaboración entre las delegaciones de Urbanismo, Vivienda, Infraestructuras y Bienestar Social, Igualdad y Salud, siempre ha reconocido la función social que tiene la vivienda, tal y como se contempla en el Plan Concertado de Servicios Sociales que entre sus funciones considera el alojamiento como una medida de reinserción social”, ha afirmado. Por este hecho, la delegada ha criticado que en la anterior legislatura municipal los Servicios Sociales perdiesen esta competencia a y recordó que ahora no sólo ha sido recuperada por Bienestar Social sino que además se presta con una atención “multidisciplinar e integral” (con la participación de trabajadores sociales, psicólogos, abogados y orientadores) “lo que la diferencia de otros servicios”.

En la ciudad, ha añadido Isabel Paredes “hay algunas instituciones que se encargan de la atención de personas con dificultades de vivienda que luego vienen derivadas a los Servicios Sociales, y a veces sin tiempo ya para evitar un desahucio”. La  única oficina de la ciudad “que dispone de un turno específico de oficio gratuito y donde los expedientes son tramitados por especialistas es la OIH”, ha asegurado. “No solo es una garantía en materia de vivienda sino que también ha abierto una nueva puerta del sistema de protección social porque la OIH es un mecanismo adaptado a la nueva realidad”, ha enfatizado. En este sentido, la delegada ha mencionado los nuevos perfiles de usuarios atendidos, perfiles que ha calificado de heterogéneos: parejas jóvenes con hijos a cargo; mujer separada cuyo exmarido no cumple el convenio regulador por el que se hace cargo de la hipoteca, aunque en todos los casos existe un denominador común; una situación de paro que no les permite hacer frente al pago de la hipoteca. “Son familias que necesitan respuesta adecuadas, que tienen autonomía y que no necesitan tutelaje”.

Por la OIH han pasado 1.800 familias. De ellas 454 se interesaron por los servicios de la OIH, de las que 187 cumplieron los requisitos; 15 familias se han acogido al Fondo Social de Viviendas (convenio de adhesión de 2013 con la FEMP); 146 familias solicitaron una vivienda de emergencia y 992 pidieron información general sobre vivienda. “El Fondo Social de Viviendas en un proceso lento porque deciden las oficinas centrales; hay muy buena relación con las entidades”, ha anunciado.

Ahora la OIH está dando información sobre cláusulas abusivas, atendiendo la demanda de los usuarios. “En la ciudad, nadie que ha acudido al sistema establecido ha sufrido un desahucio como propietario de vivienda. Distintos son los desahucios por alquileres, por locales o segunda vivienda. La ley1/2013 dice que si la persona propietaria se encuentra en una situación de vulnerabilidad se paraliza la ejecución hipotecaria con un informe del trabajador social que certifica esa situación; la función social de la vivienda prima, por ello además hemos incrementado las ayudas de alquiler y por primea vez hemos puesto en marcha un reglamento para las viviendas de emergencia; un reglamento que garantiza la equidad y la igualdad de oportunidades en la entrega de estas viviendas”, ha añadido.

En este sentido ha recordado actuaciones concretas del Gobierno municipal para erradicar la infravivienda, que incluye visitas a lugares y un total respeto a las puntuaciones de los informes sociales. “Hemos entregado 38 viviendas de emergencia social y estamos a la espera de la firma de un protocolo con EPSA”, ha anunciado. Isabel Paredes ha agradecido al Colegio de Abogados su colaboración con los Servicios Sociales. “Ahora estamos retroalimentándonos, enriqueciéndonos entre los dos sistemas que hemos creado, adaptándonos a las necesidades de las personas que sufren”, ha apostillado.

Isabel Paredes ha afirmado que en 2011 se produjeron 300 lanzamientos, 250 en 2012 y 228 en 2013, esto significa que se han reducido en un 80 % los lanzamientos respecto a 2011. “El Juzgado no facilita los datos separados de si son locales, segundas viviendas o de alquiler”, han añadido la delegada. La dotación de la OIH fue de 50.000 euros pero solo se han gastado el 20% del presupuesto, que no llega a los 10.000 euros. La delegada ha desmentido que la OIH haya derivado personas a la PAH “todo lo contrario”  ha dicho, tras explicar que este organismo deriva su servicio, al parecer, a un letrado de El Puerto y también se pide el pago de una cuota. “En muchos casos no llegan usuarios de la PAH totalmente desorientados. Y por supuesto, la OIH es gratuita”, ha reiterado.

Marcos Camacho ha recordado que la OIH nació como un proyecto pionero en España de la mano del Ayuntamiento y del Colegio de Abogados. “La OIH es una ventana que se ha abierto a muchas familias que han visto peligrar un derecho tan esencial como la vivienda”. Los grandes números de familias interesadas revelan “la necesidad de crear una iniciativa como la OIH”, ha explicado. Con su creación, el Colegio de Abogados “pretendía cumplir con la labor social de la abogacía porque entendíamos que era más fácil negociar con un banco si se acudía de la mano de un abogado ante la incertidumbre que se estaba produciendo con el tema de los desahucios; muchas personas, a raíz de la pérdida del empleo, no podían hacer frente a los pagos de las hipotecas”, ha incidido. El turno de oficio existente, no era una respuesta, ha asegurado, porque su actuación se activa cuando ya se ha producido la ejecución hipotecaria. “Vimos que hasta llegar al embargo se había perdido un gran momento para negociar con el banco. El ciudadano acudía al banco, no entendía lo que se le explicaban. Al entrar nosotros en este segmento ahora el ciudadano tiene una garantía de lo que se le explica lo entiende; de que hay soluciones antes de llegar al juzgado  y se le da una seguridad, una situación de equilibrio entre la postura del banco y sus obligaciones”, ha subrayado.

El decano ha comentado el funcionamiento del procedimiento. La OIH recibe al usuario en la delegación municipal, recaba la documentación y es derivado al Colegio de Abogados, si tiene interés en ello. “En ese momento entra en el turno de pro bono del Colegio de Abogados, que es voluntario, y  donde hay 45 abogados. El abogado se pone al servicio del usuario. Tras la ley de 1/2013 los bancos son más proclives a negociar. De los 95 asuntos recibidos, la solución se produce en el 50% de los casos. Entran unos 45 por año. Nuestro interés es llegar acuerdos donde la familia no pierda la vivienda”. Hay varias fórmulas: dación en pago y alquiler social. Se han producido seis daciones, 13 reestructuraciones de deuda (bajada de la hipoteca o ampliación del plazo) y se han cerrado 23 casos sin acuerdo. “Son personas que llegan con un problema inminente de embargo de subasta; ocurre también que cuando no sentamos con el banco hay avalistas y el banco tira de los avalistas; en otras casos se llegan a diferentes acuerdos particulares. Nosotros estamos muy satisfechos de prestar este servicio a la ciudad de Jerez”, ha enfatizado.