Esta mañana han dado comienzo los trabajos previos para proceder a la demolición de los primeros once bloques de la barriada de Cerrofruto, que se prolongarán durante unos 45 días, aproximadamente. Estas obras están incluidas en el Plan de Actuación 2014-2015 con el que se dará respuesta a demandas históricas de los ciudadanos.

Como ha explicado el delegado de Urbanismo, Agustín Muñoz, desde esta mañana se están llevando a cabo las primeras medidas para proceder a la demolición de los bloques, consistentes en el desmontaje y el desvío de los servicios que van por fachadas, el vallado de los primeros bloques que van a demolerse y las implantación de las medidas de seguridad y salud.  “Esta actuación responde a nuestro compromiso con los vecinos de Cerrofruto – a quienes hemos mantenido informados de todo el procedimiento- de dignificar la zona y evitar que los edificios abandonados sean objeto de actos vandálicos, y sean foco de insalubridad y falta de higiene”, ha señalado.

El delegado de Urbanismo ha informado de que este proyecto forma parte del proceso de reordenación de la barriada de Cerrofruto, que ha conllevado el realojo de los vecinos en nuevos bloques de viviendas, promovidos por la Empresa Municipal de la Vivienda.

Recordar que la primera promoción de Nuevo Cerrofruto, ubicada en la avenida Blas Infante, se entregó a finales de 2011, mientras que la segunda, situada en la avenida de la Libertad, fue entregada el pasado mes de octubre;  desde entonces el Gobierno ha estado realizando todos los trámites necesarios para proceder a la demolición de los antiguos bloques de Cerrofruto, una vez que sus ocupantes se encuentran realojados en viviendas nuevas.

Las obras están siendo ejecutadas por la empresa Demoliciones Córdoba S.L, y prevé el derribo de 11 bloques, que suman un total de 110 viviendas. Cerrofruto cuenta con un total de veinte bloques que suman 200 viviendas, y la intención del gobierno municipal es continuar con el procedimiento hasta completar la demolición de la totalidad de la barriada, si bien aún se están realizando trámites administrativos con algunos vecinos.
Respecto al destino del solar resultante, Agustín Muñoz ha señalado que se abordaría con los vecinos el uso provisional que se le daría a estos suelos.

El derribo de los bloques de Cerrofruto está incluido en el Plan de Actuación 2014-2015, que, coordinado por el primer teniente de alcalde, Antonio Saldaña, tiene como objetivo la realización de 40 proyectos para la ciudad que responden a demandas históricas de los ciudadanos. El Plan prioriza proyectos relacionados con la recuperación del patrimonio histórico, la vivienda social, dotación de equipamientos, actuaciones medioambientales e impulso a los espacios industriales y productivos de la ciudad.