Tribuna libre de Antonio Saldaña, primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Jerez y portavoz municipal del grupo popular, en respuesta a las declaraciones de la secretaria general del PSOE-A de Jerez, Miriam Alconchel, sobre la deuda municipal.

Hace unos días desde el PSOE de Jerez sorprendieron a todos los jerezanos con una “bomba informativa” en la que aseguraban que la deuda de los jerezanos se había multiplicado por seis en los últimos tres años. Afirmaban con vehemencia desde el PSOE, que en año 2010 la deuda por jerezano ascendía a 460 euros y que ahora es de 2.596 euros por habitante. Pues mire usted, la verdad, creo que este “logro” de multiplicar lo deuda por seis en apenas tres años, no lo hubiese conseguido ni el propio PSOE en sus “mejores” épocas de despilfarro del dinero público, y eso que son especialistas en dejar en quiebra todo aquello que tocan. No es que lo que dicen a la desesperada desde las filas del PSOE no sea verdad (que por cierto es una mentira más grande que la Iglesia de Santiago) sino que es, sencillamente, una acusación ridícula. Hasta para intentar engañar deberían poner ciertas dosis de sentido común para que, al menos, el intento de engaño sea creíble. Esperemos que fueran conscientes a la hora de hacer las “cuentas” porque de lo contrario el problema del PSOE sería más grave de lo que todos pensamos…

La deuda del Ayuntamiento de Jerez (y en definitiva de todos nosotros) es la que es, quiera o no quiera reconocerlo el PSOE y el antiguo partido de Pacheco. Los responsables de su generación son los que son, que también quieran o no, lo sabe todo Jerez.

Y aunque el PSOE no cuadra las cuentas, las cuentas son las que son. En números gordos los jerezanos debemos, desde nuestro Ayuntamiento, la friolera de 1.000 millones de euros (166.000 millones de las antiguas pesetas) y esta deuda se ha generado porque durante muchos años desde nuestro Ayuntamiento se ha gastado más de lo que se ingresaba, aproximadamente y de media unos 30 millones de euros (5.000 millones de las antiguas pesetas) cada año que no se pagaba. Todo este desfase durante años es lo que ha generado este importante volumen de deuda. Ahora, después de tres duros años de orden económico se ha conseguido equilibrar el presupuesto operativo (que ya no gastemos más de lo que ingresamos) y esa deuda, que persiste y que no va a desaparecer de la noche a la mañana, esta ordenada para, al menos, poder ir pagándola poco a poco durante 20 años (siempre que se mantenga orden en las cuentas del Ayuntamiento y no vuelva nadie malgastando el dinero de todos). Y gracias a eso es por lo que usted ve que se pagan las nóminas y se han normalizado los servicios públicos.

Y la deuda se debía y se debe principalmente a tres grandes grupos de acreedores.  Por un lado los bancos, por otro los proveedores comerciales (las empresas y autónomos que han prestado sus servicios al Ayuntamiento) y por último a las administraciones públicas (seguridad social y hacienda). Hace tres años se debía mucho a los empresas y autónomos y relativamente poco a los bancos (si 100 millones de euros se pueden considerar poco…) pero gracias al Plan de pago a proveedores del gobierno de España (el plan ICO de Mariano Rajoy) la deuda se ha saldado con los proveedores (las empresas y autónomos han cobrado) y ahora se le debe a los bancos (por eso lo del Plan ICO). Y es en este punto donde aparece el engaño del PSOE. Dicen que aumenta la deuda en seis veces porque ahora se debe más a los bancos, pero no cuentan que no es que se haya aumentado la deuda sino que la que se le debía a los proveedores, ya no se les debe, y ahora hay que pagársela a los bancos. Tan sencillo como eso. Un intento de engaño muy ridículo y que nadie se iba a creer.

Si se ha reducido el gasto de personal, si se ha reducido el gasto corriente, las inversiones solo se hacen con ingresos extraordinarios y más o menos se han mantenido los ingresos, ¿cómo va a aumentar la deuda por seis? Es importante repetir que esto que denuncia el PSOE no hubiese sido posible ni siquiera en la “época gloriosa” de Pacheco ni con ellos gobernando “a su manera”. En términos económicos seria materialmente imposible pasar de 1.000 a 6.000 millones por muy mal que lo hicieran (aunque es mejor no tentar a la suerte….)

En resumen, al PSOE no le cuadran las cuentas, pero las cuentas no admiten engaños. El esfuerzo de todos los jerezanos está dando sus frutos y permitirá afrontar una nueva etapa donde el Ayuntamiento no sea un problema para la ciudad sino un aliado de todos los jerezanos. Las cuentas ya cuadran y si así lo quieren los jerezanos, seguirán cuadrando.