Una madre que sufre ELA estaba deseando disfrutar de la boda de su hija. Desafortunadamente,  tuvo una mala caída después de la ceremonia de la boda y una ambulancia la llevó camino del hospital. Sufrió una mala conmoción cerebral y se le comnicó que se perdería el resto de la boda.

Su hija estaba devastada por lo ocurrido. Sin embargo, gracias al apoyo de la familia, se logró traer a la madre a la celebración. La novia no pensaba que su madre regresaría, pero apareció con su bata de hospital justo a tiempo para el último baile de la noche.